La disparatada boda de Javier y Marta

El evento

Al final tenía que ocurrir: Marta y Javi se casan, y lo harán el , en una boda un tanto, digamos, peculiar. El empieza la ceremonia en el Ayuntamiento de Barcelona, tras lo cual nos dispersaremos durante unas horas y nos volveremos a juntar, a eso de las , en el Zoo de Barcelona, en la carpa de La Dama del Paraigua, para la cena, guateque y bailoteo. Ah, y tras el baile, los supervivientes (y los novios) se desplazarán a la post-fiesta secreta que tendrá lugar a partir de la en La Tapilla Sixtina. Si conoces a los novios, y quieres compartir esta borrachera noche tan especial con ellos, y tomarte un algo de beber y de picar, ¡estás invitado!

La etiqueta del evento es de rigurosa comodidad (manteniendo un cierto decoro). Corbatas y tacones están ampliamente desaconsejados (los segundos, en particular, porque la mayor parte del evento transcurre de pie). El novio ha jurado que se casará en pantalones vaqueros; el atuendo de la novia sigue siendo una incógnita.

El lugar

En el primer acto, La Ceremonia (recuerden, a las ), los novios se personarán en el Saló de Cent (en el Ayuntamiento de Barcelona, Plaça Sant Jaume, 1) para confirmar que sí, que se casan, que no era broma. Entonces el concejal de guardia los declarará casados, y tal y tal. Es bonito porque… ¡entran solteros y salen casados! Bueno, el Saló de Cent también es muy bonito y da para hacer fotos muy chulas.

En el segundo acto, El Guateque (¿hemos dicho ya que será a las ?), los invitados irán llegando al Zoo (por la entrada del Parc de la Ciutadella, todo recto bajando por el Passeig de LLuis Companys) y tras decir la contraseña para poder entrar (“soy invitado de la boda, déjeme entrar”), serán recibidos por los novios (¿o esposos?) y empezará lo verdaderamente importante (el comercio y el bebercio). Tras un rato de picoteo, pasarán a la Carpa, donde se servirá el resto de la cena. La cena es tipo cocktail, lo que significa que entre canapé y canapé hay que pasear un poco, y que habrá pocas sillas y mucha gente de pie (¿hemos comentado ya lo de ir con calzado cómodo?). Tras la cena, los invitados podrán comprobar la incapacidad de los novios para la danza, y disimular el bochorno de éstos incorporándose al baile.

Entre actos

Una de las particula­ridades de esta boda es que entre la Cere­monia y el Guateque hay unas horas en las que no está previsto hacer nada (exigencias del guión). Ahí van algunas sugerencias para entretenerse mientras tanto:

  • Siendo la Ceremonia a las , puede que hayas comido antes (que sería una sabia idea) o puede que te estés muriendo de hambre. Si es así, alrededor de la Plaza Sant Jaume hay muchos sitios donde poder comer de tapas.
  • Si planeas aprovechar la tarde para ir a ver la Sagrada Familia, recuerda que en sábado aquello es Villa Turista de Arriba. Haz el favor de comprarte las entradas con antelación y te ahorrarás unas horas de cola (las puedes recoger en cualquier cajero de La Caixa con la tarjeta que hagas la compra).
  • Si planeas visitar el Zoo de Barcelona (ya que no se podrá visitar “a fondo” durante el Guateque) avisa a los novios, que a lo mejor pueden conseguirte algún descuento en las entradas.
  • Si esto de Barcelona ya lo tienes muy visto, una gran idea es irte a echar una siesta de las que hacen historia. ¡Que hay que tener fuerzas para aguantar todo el asalto!

Luna de miel

Después de la ceremonia, dejando unos días para la resaca y la re-resaca, los novios partirán de luna de miel hacia Estados Unidos, en un viaje del que sólo se sabe que durará 7 semanas, y que comenzará en Nueva York y acabará en San Francisco. Dado que el nivel de preparativos para dicho viaje será más bien escaso, los novios estarán más que encantados de oír tus sugerencias respecto a qué ver (o qué no ver), dónde alojarse o cualquier otra cosa que se te pueda ocurrir.

¿Te apuntas?

Si has recibido una invitación,
confirma tu asistencia escribiendo a
ladisparatadaboda@gmail.com.